Magic Ananda

La cerámica

En esencia la cerámica es un proceso dinamico entre tierra, agua, aire y fuego, es el arte de transformar la tierra arcillosa en objetos sólidos utilizando un proceso de deshidratación que a través de la acción del calor y la circulacion del aire elimina el agua de la arcilla y evita que esta retorne a su estado plástico anterior. Por ser un arte de fuego que se ha utilizado desde la antiguedad es muy amplia y variada, su proceso de elaboración es complejo e impredecible ya que es un arte que se perfecciona a través de la experimentación y el saber adquirido en el proceso creativo.
La cerámica ha sido una de las primeras artes de gran auge e influencia en la evolución y el desarrollo de las diversas civilizaciones humanas, expresa la esencia de las culturas ancestrales que la utilizaron develando así algunos de los misterios de nuestros antepasados lo que la hace un referente antropológico por excelencia.
Inicialmente fue una herramienta de uso cotidiano elemental para la supervivencia y con el tiempo fue adquiriendo usos rituales hasta convertirse también en un medio de expresión artística agregando un valor simbólico a sus formas y ornamentos.

La técnica de Magic Ananda

La cerámica ofrece la posibilidad de crear múltiples expresiones artísticas que varían según el tipo de barro, los pigmentos y las técnicas utilizadas para su elaboración y decoración. Es una de la artes de fuego mas compleja y variada, conlleva un largo proceso de elaboración en fases que va desde la arcilla en crudo hasta la pieza finalizada. Cada creación implica un extenso y meticuloso proceso de elaboración en el que múltiples factores y la atención a cada detalle juegan un papel fundamental para lograr un arte hermoso y un excelente acabado final de la pieza.
Las cerámicas Magic Ananda son de arcilla blanca tratada modelada tanto a mano como utilizando moldes. Las piezas se decoran en crudo con esmaltes aplicados a pincel y utilizando diversas tecnicas, estos generan una cubierta vitrificada que impermeabiliza la pieza sellando la porosidad de la arcilla. La brillantez del acabado final se logra aplicando una recubierta vidriada transparente que además sella por completo el exterior de la cerámica aportándole durabilidad y resistencia.
Este proceso requiere la cocción de las piezas a dos hornos por ciclos de cuatro a seis horas aproximadamente y con temperaturas que van desde los mil a los mil cuatrocientos grados centígrados.

Fases del proceso creativo

El proceso creativo de las cerámica se desarrolla en fases donde cada una posee un importancia transcendental para poder lograr excelentes creaciones. La atención a los detalles, la limpieza en la realización del arte y el manejo cuidadoso de las piezas en su estado mas frágil son aspectos que hacen del proceso una labor meticulosa y delicada. La producción de las piezas es simultanea en cada fase, es decir, se modelan, chorrean, diseñan, esmaltan y hornean un grupo de piezas que completa la carga máxima del horno. De esta forma las piezas salen a exposición cada uno o dos meses y en conjuntos de veinte a treinta piezas aproximadamente.
La creación de piezas cerámicas es una dinámica de transformación de la materia, en cada fase cambia su estado de composición por lo que su apariencia y textura va evolucionando hacia el resultado final. Es hasta la ultima fase donde podemos confirmar la excelencia tanto en la ingeniería de la pieza como en de los acabados decorativos. La ingeniería de la pieza y la aplicación de los esmaltes son factores elementales y pueden trasformar una creación hermosa en una explosión de la pieza o defectos en el esmalte durante el proceso de cocción, por lo que siempre existe la posibilidad de que algunas piezas de la producción total no logren alcanzar los estándares de calidad para ofrecerlas al publico, estas creaciones las conservamos como muestras del aprendizaje de esta técnica.
Esta particularidad cambiante hace que la creación de la cerámica sea un proceso emociónate y excitante que cautiva la curiosidad de la mente creativa y sorprende con la magia de su belleza al final.

    Elaboración de las piezas cerámicas

    Para la elaboración de las piezas cerámicas se debe iniciar con la preparación y el tratamiento adecuado de la arcilla, las cerámicas de Magic Ananda utilizan arcilla blanca tratada a la que se le añade arcilla refractaria, feldespato, sílice y cal, entre otros componentes. La mezcla de la arcilla debe ser siempre homogénea y la contextura varia de liquida a pasta según la forma en que se desee trabajar.
    Mientras la arcilla esta aun suave se pueden incorporar al diseño relieves, incisiones y texturas decorativas a la piezas. Una vez secas, las piezas de arcilla son sólidas pero extremadamente frágiles, se les llama piezas en crudo ya que aun no han sido sometidas al proceso de cocción.

    Piezas modeladas a mano

    Para las piezas modeladas a mano se utiliza el barro en contextura de pasta, esta se somete a un proceso de preparación y amasado donde se equilibra el nivel de agua adecuado y se extrae el aire.
    Una vez que esta lista la masa se modelan las partes, ya sea en torno o manualmente, estas se van ensamblando según sea el diseño e ingeniería de la pieza y se unen las juntas con una mezcla especial de barro.
    Una vez acabada la pieza se inicia el proceso de secado, mismo que en la medida de lo posible debe alargarse humedeciendo la arcilla para así lograr una mejor fusión interna de la pieza.

    Piezas elaboradas en moldes

    Para las piezas elaboradas en moldes se prepara la mezcla de arcilla y se bate hasta lograr la consistencia adecuada, luego se preparan los moldes, se rellenan con la arcilla liquida y se dejan reposar. Posteriormente se saca el excedente del molde y se deja la pieza endurecer dentro de este, el tiempo de secado varia según la temperatura ambiente. Finalmente se procede a sacar la pieza del molde y se eliminan las imperfecciones para así continuar con el secado final.

    Diseño

    Una ves que la pieza de arcilla esta lista y seca procedemos a alisar la superficie utilizando una esponja natural humedecida con agua que afina las formas de la pieza logrando una superficie nítida.
    El diseño de las decoraciones en la cerámica va estrechamente ligado a la forma de la pieza, se requiere balancear los ornamentos y lograr armonía en el conjunto, esta composición es lo que la hace hermosa y única.
    El arte empieza con un dibujo a carbón sobre la pieza que debe realizarse de la forma mas limpia posible. Teniendo el diseño listo hacemos la selección de los colores a utilizar y finalmente los detalles van surgiendo según se avanza en el arte.

    Esmaltado

    El esmaltado es la técnica decorativa esencial de las creaciones Magic Ananda, estos son elaborados a partir de compuestos metálicos de origen mineral llamados óxidos de los que se extraen los siguientes colores: azules de los óxidos de cobalto, amarillos del antimonio, verdes del cobre, naranjas del hierro, negro del manganeso y blanco del estaño. Juntos conforman la paleta de gran fuego llamada así ya que su punto de fusión es extremadamente elevado.
    La gama de colores se puede ampliar por medio de las frisas, que son combinaciones de estos óxidos a manera de formulas. Existe una gran variedad de esmaltes preparados que están disponibles en el mercado lo cual nos facilita manejar la paleta de colores de nuestra preferencia.
    La técnica de esmaltado impermeabiliza la pieza ya que las pinturas se adhieren a la superficie cerámica sellando los poros de la misma, los colores brillantes y el acabado vidriado que se logra al aplicarlos bajo una cubierta de glaze.
    Los colores se aplican en la pieza cruda y existen diversas técnicas según sea el efecto deseado, en todo momento la aplicación de la pintura debe ser impecable y homogénea.

    Proceso de cocción

    Para el proceso de cocción Magic Ananda utiliza un horno eléctrico especializado que alcanza altas temperaturas y que se programa con un ciclo de calor determinado. Cuando el horno entrea en calor debe utilizarse con las medidas de seguridad adecuadas para cuidar la salud del ceramista, debe ubicarse en un lugar con ventilación circulante para prevenir la inhalación de sustancias nocivas que se liberan durante la cocción y debe manipularse con guantes térmicos, mascarilla y anteojos protectores.
    El proceso inicia con la colocación de las cerámicas dentro del horno, para ello se utilizan entrepisos y pedestales de ladrillo refractario que nos permiten crear varios niveles de soporte para colocar las piezas y utilizar la capacidad máxima del horno de manera que la energía eléctrica se aproveche eficientemente durante el proceso de cocción.

    Primer horno

    Durante el primer horno se realiza el proceso de cocción de la arcilla y las pinturas que se adhieren a la pieza; el ciclo tiene una duración aproximada de entre cuatro y seis horas alcanzando una temperatura de un poco mas de mil grados centígrados en su tope máximo.
    Debido al nivel de calor la apertura del horno siempre requiere que este se deje enfriar el doble del tiempo que duro el ciclo de cocción para no provocar un cambio brusco de temperatura que pueda dañar y agrietar las piezas hasta incluso hacerlas explotar si aun están muy calientes.
    Luego de esta cocción aun se pueden hacer algunas correcciones y detalles en la pintura para mejorar el acabado final de las decoraciones. Después de esto se aplica el galze en capas impecables y homogéneas, se deja secar y se procede nuevamente a la carga del horno.

    Segundo horno

    Las piezas cubiertas con glaze se colocan por segunda vez en el horno, este proceso se encarga de fundir el recubrimiento de vidrio con las pinturas y la superficie exterior de la pieza.
    Durante esta cocción la carga del horno es mas delicada ya que cada pieza debe colocarse sobre pines de metal de forma que queden suspendidas para evitar que el glaze aplicado entre en contacto con la superficie refractaria del horno y que la pieza se adhiera a esta.
    Este ciclo también tiene una duración aproximada de cuatro a seis horas y sin embargo alcanza una temperatura mas eleva con un tope máximo de hasta mil cuatrocientos grados centígrados lo que hace extender de una a dos horas mas el proceso de enfriamiento previo a la apertura del horno.

    Resultado final

    Tras un extenso y meticuloso proceso creativo, se procede a limar las asperezas de los pines metálicos que soportaron las piezas en el segundo horno y después se limpian los residuos de polvo que quedan tras la cocción.
    Las creaciones son examinadas cuidadosamente para observar cada detalle de sus acabados y determinar tanto los logros como los errores que son parte del proceso de aprendizaje continuo; únicamente salen al mercado las piezas que cumplen exitosamente con nuestros estándares de calidad.
    Por ultimo se hacen las anotaciones respectivas y se toman fotografías de cada creación como parte del proceso de registro e investigación para el perfeccionamiento de esta técnica.
 
          Compatir en Facebook             Compatir en Twitter             Compatir en Google +  
  Calificanos